Blog

Los «ni-ni» se quedan sin manutención

Si estos años atrás nos sorprendíamos con noticias en las que los Jueces obligaban al progenitor no custodio a seguir pagando la manutención de los hijos mayores de edad que no tenían oficio ni beneficio y además no mostraban especial interés en tenerlo, ahora estamos asistiendo a todo lo contrario.

Hasta ahora el argumento más esgrimido para conservar esta manutención era la crisis económica, la dificultad de encontrar trabajo siendo jóvenes y ante esta los progenitores debían seguir manteniendo a los hijos. Pues bien, la crisis ha pasado a segundo lugar y es el esfuerzo e interés por parte del hijo el que está siendo considerado por los Jueces y Magistrados a la hora de determinar si los progenitores deben o no seguir pagando la manutención.

Tenemos la concepción que al firmar un convenio regulador en el que se recogen las obligaciones familiares, – manutención, visitas, gastos extraordinarios, etc -, nos veremos eximidas de ellas cuando los menores cumplan los 18 años, pero en la mayoría de los casos nunca es así. Si el régimen de visitas queda liberado, al ser el hijo mayor de edad y decidir cuándo ver o no a sus padres, no sucede igual con las obligaciones económicas. Los gastos en formación y manutención durante este período siguen vigentes y pueden alargarse perfectamente hasta los 25 años, incluso posteriormente si no se encuentra trabajo.

En muchas ocasiones es complicado determinar si el hijo está mostrando interés por encontrar trabajo e iniciar una vida con independencia económica o está abusando de la obligación judicial que tienen sus progenitores de pagarle la manutención. Si hasta ahora había una cierta propensión a fallar en favor de los hijos, ahora parece volverse en contra de los ni-ni.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *